¿Qué es la Dieta Coherente?

La Dieta Coherente es un estilo de vida basado en la variedad y la moderación. Nos permite alcanzar y mantener el peso ideal, de forma saludable y permanente ya que reduce los depósitos de  grasa corporal y además mantiene la masa muscular.

Regula nuestro apetito gracias al equilibrio de los niveles de azúcar en sangre.
Regula la acidez del medio interno, con el consumo de alimentos alcalinizantes como frutos secos, hortalizas y verduras, evitando así enfermedades carenciales por agotamiento mineral como cansancio, anemia, osteoporosis,  caries, uñas quebradizas, caída de cabello, etc.
Mejora la salud gastrointestinal, evitando gases, estreñimiento, hinchazón abdominal, mediante el cuidado de la flora intestinal.
Retrasa el envejecimiento pues reduce la producción de radicales libres y propone un mayor consumo de alimentos antioxidantes.
Si seguimos la Dieta, sentiremos más vitalidad, y seremos  más fuertes frente a las infecciones.
La Dieta Coherente también aumenta los niveles de serotonina y dopamina, neurotransmisores que regulan nuestro equilibrio emocional.
En definitiva, si seguimos la Dieta Coherente estaremos más sanos, jóvenes, relajados y de buen humor.

3 comentarios en “¿Qué es la Dieta Coherente?

  1. hola,

    he estado leyendo las entradas del blog pero hay algo que no entiendo. Se habla mucho de la dieta coherente, y sin embargo, no la veo en ninguna parte…

    Donde tengo que mirar?

    Un abrazo, una sonrisa, y gracias por el blog.

    Narwhal Tabarca.

    • Las Sociedades Desarrolladas a pesar de estar sobrealimentadas, están desnutridas y enfermas. El sobrepeso y la obesidad suponen ya un 5% del coste sanitario global, cifra que sería muy superior si tuviéramos en cuenta las denominadas enfermedades de la civilización: cáncer, hipertensión, diabetes, demencias, artritis, fibromialgia, alergias, migrañas, colon irritable. Los científicos ha demostrado que todas ellas tienen una base común, un componente inflamatorio causado por niveles elevados de la hormona insulina en sangre y en muchos casos un alto porcentaje de grasa corporal.

      Está confirmada la relación entre dicha inflamación y la aparición de síntomas funcionales como cansancio, apetito entre horas, insomnio, debilidad de pelo y uñas, malas digestiones etc. Hemos diseñado dos cuestionarios con los que el lector puede cuantificar el número de síntomas funcionales que manifiesta, y así motivarse para cambiar sus hábitos alimentarios de cara a mejorar su estado de salud y evitar o aliviar aquellas patologías para las que ya tiene una susceptibilidad genética.

      Nuestra propuesta de Dieta Coherente, es un estilo de vida, que además de consejos sobre Alimentación propone, la práctica de actividad física moderada y técnicas de relajación para contrarrestar el Estrés Crónico al que estamos sometidos.Comer es un Placer y defendemos que no hay alimentos buenos o malos y cualquier dieta que penalice o permita consumir sin límite algún alimento no estará bien diseñada. La Dieta Coherente apuesta por la variedad y la moderación y desde el punto de vista práctico, recomienda:

      1.Cada una de las 5 comidas debe contener proteína y grasa insaturada para mantener constante el nivel de glucosa en sangre y evitar los picos de insulina, hormona responsable del apetito y del almacenamiento de grasa.
      Proteínas magras (pescado blanco o azul, ternera, pollo, pavo, claras, legumbres).
      Hidratos Carbono favorables (verdura, ensalada, menestra, caldo, puré vegetal)*.
      Grasas insaturadas (aceite de oliva, frutos secos, aguacate o aceitunas).
      *Si la guarnición es pasta, patatas o arroz, reducir la cantidad y mejor integrales, cocinados “al dente”.
      2.No sobrepasar las 4 horas entre comidas y Desayunar en la primera hora en que te levantas para restablecer el equilibrio hormonal tras el ayuno nocturno.
      3.Tomar en ayunas un vaso de agua con un chorrito de limón para regular el pH sanguíneo. Beber de 1,5 a 2 litros de agua al día. También infusiones sin cafeína, caldos y sopas.
      4.Asegurar aporte de fibra (cereales integrales, fruta, verdura, hortalizas y legumbres), para mantener la flora intestinal.
      5.Seleccionar alimentos frescos y de temporada que garantizan una óptima calidad nutricional.
      6.No excluir ningún alimento, pues todos aportan nutrientes interesantes, salvo en el caso de alergias o intolerancias alimentarias.
      7.Moderar la cantidad de sal, grasas saturadas y grasas trans (presentes en margarinas, bollería, helados o salsas), más perjudiciales que las saturadas, aparecen como “grasas vegetales parcialmente hidrogenadas”. Evitar los estresores nutricionales: azúcar, café, té, bebidas de cola, alcohol, etc.
      8.No tener remordimientos si cometemos algún exceso, pues el estrés también genera picos de insulina y retención de líquidos.
      9. Practicar un Programa de Entrenamiento que Active el Metabolismo.
      10.Realizar técnicas de Relajación para contrarrestar el Estrés Metabólico.

  2. Uy, que interesante Amil, voy a hacerte un corta y pega de este comentario en mi blog, hablando te tu página. Me parece interesantísimo, espero que la gente que me visita te conozca a través del post.

    Gracias por la explicación y el sentido común de tu dieta,

    Un abrazo, y una sonrisa,

    Narwhal Tabarca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s