Dieta Coherente y Celulitis

Celulitis

La celulitis es un problema muy común en la mujer y es independiente del peso. Para ayudar a tu organismo a hacer frente a más toxinas y deshechos metabólicos de los que puede gestionar, es necesario reducir en tu dieta los alimentos procesados, las frituras, el café, tabaco y el alcohol. Puedes hacer ejercicio con regularidad para activar la circulación, tonificar la masa muscular y el tejido de sostén y algún tratamiento estético como refuerzo.

Has de asegurar el suministro de grasas insaturadas para activar la lipólisis y destruir los depósitos de grasa. Los frutos secos, el aceite de oliva, las aceitunas, las pipas de calabaza y girasol, la linaza y el sésamo o ajonjolí, son de gran ayuda en pequeñas cantidades.

  • AUMENTA CONSUMO DE: fibra (pan y pasta integral), fruta y verdura cruda (pimiento, cebolla, zanahoria, lechuga, champiñones, espinacas, etc.), antioxidantes, cítricos, pescado azul, aceite de oliva virgen (en crudo al final de la preparación), calcio, que controla la función de los adipocitos y estimula la lipólisis. Los alimentos que combaten la celulitis aportan pocas calorías y excelentes propiedades diuréticas. La fresa es ideal para el estreñimiento y una sofisticada arma contra la piel de naranja. El kiwi alivia el estrés, tiene cualidades laxantes y su contenido en potasio favorece el equilibrio hídrico. La piña ayuda a digerir las proteínas, acelera la reparación de los tejidos, elimina toxinas y líquidos y es antiinflamatoria. El pomelo es muy depurativo, el hinojo diurético y contiene propiedades similares a los estrógenos que equilibran los niveles hormonales. El apio tiene un efecto calmante y la zanahoria, antioxidante.
  • La falta de hierro favorece la aparición de celulitis y dificulta su eliminación. Consume alimentos ricos en hierro como: carne magra, pescado, marisco, legumbres.
  • Toma una infusión digestiva después de las comidas: Melisa, Azahar, Pasiflora, Manzanilla, etc.
  • Modera la cantidad de sal y evita la comida precocinada y los aditivos que promueven la retención de líquidos.
  • EVITA: azúcar blanco, alcohol, zumos, café, té,  leche, yogur, queso, arroz blanco, cereales (pan, pasta, cereales), grasas desfavorables (grasas saturadas -carne grasa, tocino, mantequilla, panceta, embutidos grasos, quesos ricos en grasas, yemas de huevo- y grasas trans: -bollería, cereales de desayuno, galletas, chocolates, bombones-), bebidas estimulantes*, tabaco, café, etc.
  • Evita preparaciones culinarias que incorporen mucha grasa: horno, guisos, parrilla. Seleccionar preferentemente: plancha, vapor, cocción a menos de 110 grados. Prohibido los alimentos grasos o muy azucarados por la noche, ya que si los tomas, irán directamente a los depósitos de grasa, mientras duermes.
  • Bebe de 1,5-2 litros de agua al día, para facilitar la bioquímica de nuestro organismo.
  • No mezcles féculas en la misma comida: pan, pasta, arroz, patatas, plátano, maíz, remolacha, calabaza.
  • Toma tres días a la semana un caldo depurativo: 2 puerros, 2 zanahorias, 1 calabacín pequeño, 1 rama de apio, 2 nabos, ½ repollo verde, tomillo, laurel y estragón. Lleva a ebullición en 2 litros de agua sin sal y mantener a fuego lento 40 minutos. Pasado este tiempo retira los ingredientes.
  • La coca-cola, el café, el mate y el té son acalóricos, pero son potentes estimuladores de la insulina y del almacenamiento de grasa corporal, por lo que reduce su consumo y si los tomas, que sea en el desayuno junto con otros alimentos con fibra. El resto del día tómalos descafeinados.
  • Si trabajas muchas horas sentado/a, trata de levantarte 5 minutos cada hora. No cruces las piernas al sentarte.
  • Mantén las piernas en alto al tumbarse o duerme con una almohada bajo los pies.
  • Alterna chorros de agua caliente y fría en la ducha.
  • No uses ropa ajustada ni calzado de tacón.
  • El ejercicio es fundamental para mantener el tono muscular. Realizar la tabla de ejercicios recomendados. 40 minutos de caminata al día para mejorar la oxigenación de los tejidos y ayudar a la eficacia de los procesos metabólicos. Además el ejercicio incrementa por tres la capacidad detoxificadora de hígado, menos toxinas, menos inflamación, menos retención de líquidos y menos radicales libres.
  • Intenta reducir el nivel de estrés pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína. Es recomendable practicar técnicas de relajación o yoga.
  • El drenaje linfático ayuda a evacuar el líquido y las toxinas retenidas y a desintoxicar determinadas zonas. Activa la circulación sanguínea y disgrega los nódulos de grasa. Sube desde los tobillos hacia las nalgas ejerciendo un masaje en círculos con un guante de crin.
  • En casos graves, compra en la farmacia medias de compresión fuerte para invierno.
  • Desayuno:
    • Vaso de agua con 2-3 gotitas de limón.
    • Café/té rojo con bebida avena (edulcorar con stevia o sucralosa), 3 raciones de grasa favorable (1 ración= 1 nuez = 3 avellanas o almendras = 5 cacahuetes = 6 pistachos = 1/3 cuch. aceite oliva = 3 aceitunas = 1/4 aguacate) y elegir una opción:
      • Una pieza de fruta, una loncha de embutido (primera semana).
      • Bocadillo de jamón serrano, cocido, pavo o lomo (40 g pan integral. Dos lonchas de jamón) o vegetal.
      • 1 pan amb tumaca (40 g pan integral, 1 rodaja de tomate, 1 cucharada de aceite y 1 loncha jamón serrano) (sin frutos secos).
      • Huevos revueltos, con una pieza de fruta.
  • Media Mañana:
    • Una fruta, una loncha de jamón y una nuez.
    • Bocadillo pan integral de jamón y queso/ atún y piquillos/lomo.
    • Yogur de soja.

COMIDA: REGLA DEL PLATO   

  • Un tercio plato de proteína favorable: 1/3 del plato de pescado –blanco o azul- o carne magra/ternera/pollo/pavo/claras).
  • Dos tercios HC favorables: 2/3 del plato de guarnición: verdura, ensalada, menestra-, caldo/puré vegetal o fruta*.
  • Grasa: 1 cuch. aceite de oliva = 3 nueces = 9 avellanas o almendras = 15 cacahuetes = 18 pistachos = 1/2 aguacate = 9 aceitunas).
  • Postre: Infusión relajante o digestiva. NO FRUTA

*Si son HC poco favorables (pan, pasta, arroz, patatas, cereales, plátano, pasas, uvas, zanahoria, remolacha, calabaza, maíz, guisantes, SÓLO UN TERCIO, integrales y no mezclar en la misma comida).

  • Merienda: igual que a media mañana.
  • Cena: REGLA DEL PLATO u otras opciones:
    • Ensalada coherente:
      • 1/3 plato de proteína: tacos jamón cocido, tacos de pollo a la plancha, atún en conserva (cristal), queso burgos, sardinillas, huevo cocido, salmón, etc.
      • 2/3 de HC: mezcla de lechugas (mejor amargas y de hoja pequeña), cebolla, tomate, zanahoria, apio, frutas de temporada, etc.
      • Grasa favorable: 3 nueces, ½ aguacate, 9 aceitunas, o aceite de oliva para el aliño.
    • Revuelto de algas, espárragos, atún, etc. Fruta de postre.
    • Sándwich vegetal: jamón, queso, lechuga, tomate, cebolla, espárragos, zanahoria, etc. (untar con una cucharada de aceite).

    MÁS INFORMACIÓN:

Un comentario en “Dieta Coherente y Celulitis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s