Dieta Coherente por Patologías

Os recordamos nuestro servicio de DIETA COHERENTE POR PATOLOGÍAS (colesterol, hipertensión, diabetes, migrañas, fibromialgia, artrosis, ácido úrico, insomnio, acné, anemia, cáncer, cándida, celulitis, cistitis, dejar de fumar, embarazo, lactancia, hipertiroidismo, hipotiroidismo, osteoporosis, antiaging, menopausia, sintrom, etc.).

DC por Patología

Un  nutricionista te elabora tu plan de menús para cuatro semanas en base a los alimentos más recomendables en función de tu patología y de tus características personales.

UNA SUGERENCIA PARA LOS REGALOS DE NAVIDAD: DIETA COHERENTE BOX Sólo tienes que introducir el correo electrónico del homenajeado y nosotros nos ponemos en contacto con él/ella comunicándole tu regalo y dándole las instrucciones para que podamos diseñar su dieta  personalizada.

También puedes probar otros de nuestros servicios:

Dieta Coherente para Adelgazar: tres opciones 2-4 kg, 4-6 Kg, más de 6Kg

Dieta Coherente para Evaluar tu Salud

CONFIGURADOR DIETAS

NUTRICIONISTA ONLINE

Seguimos compartiendo tips de nutrición, recetas y respondiento a vuestras dudas en DIETA COHERENTE ONLINE y DIETACOHERENTE. Queremos daros las gracias por vuestro apoyo. Ya somos 2500 cohers en facebook y twitter y más de 1000 personas están suscritas a nuestro blog.

Os pedimos apoyo y que compartáis la página, un like, un Rt o un comentario en el blog.

Anuncios

Tu Dieta Coherente personalizada

Calcula tu composición corporal gratis y Evalúa tu Salud. Un asesor personalizado te enviará tu dieta semanal a tu correo electrónico con consejos de  motivación y trucos para hacer frente a las tentaciones

Calcula tu composición corporal gratis y Evalúa tu Salud. Un asesor personal enviará tu dieta semanal personalizada a tu correo electrónico con consejos de motivación y trucos para hacer frente a las tentaciones

Si quieres recibir nuestras recetas y promociones, HAZ CLICK AQUÍ    Logo AMAD    para registrarte en nuestra web

Dieta coherente en la tele

 

Presentación libro en youtube y medios comunicación

Para aquellos que no pudisteis asistir:
PRESENTACION LIBRO YOU TUBE

FARO VIGO 06/05/11
http://www.farodevigo.es/sociedad-cultura/2011/05/06/alimentacion-medicina-potente/542010.html

ATLANTICO 05/05/11
http://www.atlantico.net/noticia/137050/amil/lopez/vieitez/doctora/farmacia/nutricionista/escritora/

LA OPINION 29/04/11
http://www.laopinioncoruna.es/sociedad/2011/04/29/amil-lopez-vieitez-lograr-adelgazar-necesario-comer-grasa/490821.html

DE LUNS A VENRES 05/05/11
http://www.edicionescydonia.com/dieta/05052011l-v2.pdf

FUGAS LA VOZ DE GALICIA 25/04/11
http://www.edicionescydonia.com/dieta/Fugas15-4-2011.jpg

YA DISPONIBLE MI NUEVO LIBRO: Activa tu Metabolismo con la Dieta Coherente


Aspectos que incluye el libro:
• Por qué fracasan habitualmente tus dietas
• Qué es la dieta coherente y cuáles son sus bases científicas
• Una completa guía para chequear tu salud
• Curas para combatir el sobrepreso, antiestrés, depurativa y antiedad, entre otras
• Detalladas propuestas dietéticas para acné, diabetes, colesterol, hipertensión, alergias, insomnio, triglicéridos, osteoporosis y otras patologías
• Un completo programa de entrenamiento coherente
• Técnicas para controlar tus emociones
• Más de 150 sabrosas recetas coherentes para tus comidas, cenas y tentempiés

Combina mejor tus alimentos

A la hora de programar nuestras comidas, además de seleccionar alimentos de temporada, crudos o cocinados de una forma ligera, es preciso asegurar su correcta combinación para optimizar el aprovechamiento digestivo.

Además es conveniente beber sólo lo indispensable en el transcurso de la comida para no diluir los jugos gástricos ni las enzimas encargadas de la digestión.

Si queremos evitar los gases y/o el malestar gastrointestinal hay que seguir una serie de reglas de oro. Como en todos los campos, existen otros tipos de recomendaciones nutricionales que el sentido común del lector y la propia experiencia personal le darán más o menos validez.

Las féculas (pan, pasta, arroz, cereales, etc.), por su contenido en almidón requieren un medio ligeramente básico para que las enzimas implicadas en su digestión actúen (ptialina y amilasas salival y pancreática). Como este proceso se prolonga durante una hora, si tomamos a la vez un alimento de carácter ácido como vinagre, frutas ácidas, piña, un exceso de tomate, yogur o azúcar, aumentará el riesgo de fermentación o putrefacción intestinal del almidón con las consiguientes molestias por gases.

Las féculas combinan mal con ácidos (vinagre, limón, cítricos, zumos, fruta, yogur, etc.), proteínas, azúcar, miel y leche. Su complemento ideal son las verduras.

Los azúcares sencillos (fructosa, lactosa) presentes en las frutas y en la leche, son de fácil fermentación, por lo que es necesario acelerar su paso por el intestino, evitando tomar simultáneamente alimentos de digestión más lenta como féculas (pan, pasta, arroz, cereales) o grasas. Por ello, ahora en primavera las fresas es mejor tomarlas al natural, pues la nata combina mal doblemente, con la fruta y con el azúcar utilizado para su elaboración.

El azúcar y la miel además, combinan mal con las proteínas grasas (queso graso, frutos secos y huevos). Esto desaconseja los flanes o los postres que lleven huevos, azúcar y frutos secos.

Las frutas en general, alteran el aprovechamiento digestivo de las proteínas (carnes, pescados y legumbres). Las frutas ácidas dificultan la digestión de las grasas; por tanto, queridos lectores les aconsejo que consuman mucha fruta pero no con las comidas principales.

Intolerancias Alimentarias

Las alergias son reacciones inmediatas a un estímulo. Están mediadas por anticuerpos del tipo Inmunoglobulina E (IgE) y provocan liberación de histamina para atacar al agente ofensivo (alérgeno). Tienen cierto carácter hereditario. Cursan con urticaria, erupciones, hinchazón, vómitos, rinorrea o cansancio repentino.

Las intolerancias alimentarias están mediadas por IgG y son reacciones retardadas pues suelen aparecer al cabo de unos días desde la exposición. Son responsables en muchas ocasiones de sobrepeso, trastornos gastrointestinales, dermatológicos, respiratorios o psicológicos que no son correctamente diagnosticadas y afectan al 30 % de la población.

El trigo (pan, pasta, cereales desayuno, harina) y los lácteos (leche, yogur, queso) son los alimentos que más frecuentemente causan intolerancias. En caso de padecer alguna de las patologías del cuadro superior, recomiendo durante al menos un mes, evitar su consumo. Las proteínas de la leche y del trigo provocan con frecuencia alteraciones intestinales que favorecen enfermedades autoinmunes como diabetes, lupus o artritis. A nivel de la mucosa bronquial puede evolucionar a asma o bronquitis, si bien a nivel de la piel pueden aparecer, dermatitis, eccemas, alergias o psoriasis. El intestino grueso es uno de los órganos que se ve afectado con mayor frecuencia pudiendo aparecer cuadros de Crohn, colitis, colon irritable o úlceras.

Es necesario reducir al máximo los siguientes alimentos: alcohol, café, azúcar (dextrosa, glucosa, maltosa, lactosa, fructosa, miel), hidratos de carbono refinados, grasas refinadas (margarinas, “trans”), aditivos, colorantes y conservantes.

En caso de cefaleas o migrañas de repetición se deben excluir de la dieta además los alimentos curados o muy procesados como quesos, conservas, cervezas, encurtidos, aceitunas, chocolate, bebidas alcohólicas envejecidas en barrica (whisky) ricos en aminas biógenas (tiramina e histamina) que son vasodilatadores muy potentes.

En niños, las intolerancias a determinados aditivos y colorantes pueden inducir incontinencia urinaria nocturna, hiperactividad y déficit de atención.

La presencia de Candidiasis Crónica empeora el pronóstico de las intolerancias alimentarias por su invasión y perforación del epitelio intestinal que permite un mayor paso a sangre de partículas derivadas de la digestión. Entre los síntomas que nos pueden hacer sospechar de Candidiasis crónica están: ansia por comer dulce, hinchazón de vientre tras ingerir fruta o dulce, molestias intestinales, migrañas, dolor muscular y articular, cansancio, insomnio, picor de oídos, cambios de humor, ansiedad, depresión, acné, etc.

La Candida es una levadura presente en piel, mucosas y aparato digestivo, que se encuentra en armonía con la flora bacteriana; pero en determinadas circunstancias se puede alterar dicho equilibrio y producirse una colonización por Candida, como en caso de: estrés crónico, consumo excesivo de dulces, tratamiento con cortisona, anticonceptivos o antibióticos, cambios hormonales del embarazo, etc.

Una buena forma de registrar las posibles intolerancias, es mediante un diario dietético en el que se vayan anotando las reacciones emocionales y físicas experimentadas tras la ingesta de determinados alimentos. Ante cualquier sospecha es interesante realizar la analítica de intolerancias en un centro de referencia.

Una vez identificados los alimentos y los síntomas con la ayuda de un especialista, se deben planificar Programas de Exclusión de los alimentos implicados, fomentando el consumo de alimentos de temporada.

La supresión en la dieta de los alimentos para los que una persona ha desarrollado IgG específica por encima de los valores normales alivia los síntomas de las intolerancias.

Un aspecto terapéutico crucial es limpiar a fondo el sistema digestivo, en concreto a nivel hepato-biliar. Los toxinas externas con las que entramos en contacto (tabaco, contaminación, etc.) pero también los tóxicos generados por la mala digestión o por el exceso de radicales libres, son “filtrados” por nuestra primera barrera defensiva, que se encuentra en el intestino. Cuando esta barrera falla o existe un desequilibrio de flora intestinal, dichas sustancias potencialmente dañinas llegan al hígado a través de la vena porta y si no se pueden depurar se absorben hacia la sangre generando desde intolerancias, alergias, jaquecas, retención de líquidos, inflamaciones crónicas o enfermedades autoinmunes.
Es fundamental, evitar a toda costa el estreñimiento y repoblar la flora intestinal. Las bacterias que forman la flora intestinal trasforman los hidratos de carbono solubles en ácidos grasos de cadena corta que sirven como alimento a las células del intestino (enterocitos), garantizando su función. En este sentido conviene aumentar el consumo de espárragos, espinacas, remolacha, queso de cabra, manzana rallada, cebolla y aceite de oliva de primera presión en frío.

No debemos olvidar beber de 1,5-2 litros de agua al día, para facilitar la bioquímica de nuestro organismo.

Es recomendable practicar ejercicio moderado aeróbico. 40 minutos de caminata al día para mejorar la oxigenación de los tejidos y ayudar a la eficacia de los procesos metabólicos. Además el ejercicio incrementa por tres la capacidad detoxificadora de hígado, menos toxinas, menos inflamación, menos radicales libres.

http://www.amadsalud.com