Dieta Coherente en la Adolescencia

AdolescenciaEstablecer un horario fijo de 5 comidas, teniendo en cuenta:

  • En todas las comidas debe haber: proteína, grasa e hidratos de carbono.
  • Tres comidas principales y uno/dos tentempiés.
  • No dejar pasar más de una hora, desde que te levantas sin desayunar.
  • No dejar pasar más de 4-5 horas entre comidas.
  • Si pasan más de 3 horas desde la cena a la hora de acostarse, debe tomarse un snack (tipo ½  mañana).
  • Desayuno:
    • Toma un vaso de agua templada con 2-3 gotitas de limón antes de desayunar, ya que predispone al vaciado intestinal y estimula la vesícula. Además es de gran ayuda para restablecer el equilibrio ácido base. La dieta occidental es muy acidificante, y con frecuencia provoca cansancio, palidez, dolor de cabeza, altibajos emocionales, contracturas musculares, caries, caída de cabello y uñas quebradizas. El ácido cítrico del limón diluido, genera un tampón citrato de carácter alcalinizante.
    • No tomes zumo pues al quitarle la fibra, el azúcar de la fruta (fructosa) se absorbe con mucha rapidez y estimula el almacenamiento de grasa.
    • Café/té rojo con bebida avena (edulcorar con stevia o sucralosa), 3 raciones de grasa favorable (1 ración= 1 nuez = 3 avellanas o almendras = 5 cacahuetes = 6 pistachos = 1/3 cuch. aceite oliva = 3 aceitunas = 1/4 aguacate) y elegir una opción:
      • 1 Pan amb tumaca y una pieza de fruta -20 g pan integral, 1 rodaja de tomate, 1 cucharada de aceite y 1 loncha jamón serrano- (sin frutos secos).
      • Dos rollitos de jamón o pavo, 2 piezas fruta.
      • Una pieza de fruta, una loncha de embutido.
      • Bocadillo de jamón serrano, cocido, pavo o lomo (40 g pan integral y dos lonchas de jamón) o vegetal con atún.
      • Pan amb tumaca (40 g pan integral, 1 rodaja de tomate, 1 cuch. aceite y 1 loncha jamón serrano) (sin frutos secos).
      • Cereales con 2 lonchas de jamón y 3 nueces.
      • 1 yogur,  dos lonchas de jamón cocido, pavo o queso y una pieza de fruta.
      • Huevo a la plancha, pasado por agua o revuelto y una pieza de fruta.
      • 2 tostadas (40 g pan integral) mermelada sin azúcar (sin mantequilla) y 2 lonchas jamón pavo o queso.

COMIDA/CENA: REGLA DEL PLATO                 

  • 1/3 del plato de proteína: pescado –blanco o azul- o carne magra/ternera/pollo/pavo/huevo).
  • 2/3 del plato de HC favorables: guarnición-verdura, ensalada, menestra-, caldo/puré vegetal o fruta*.
  • Grasas insaturadas: 1 cuch. aceite de oliva = 3 nueces = 9 avellanas o almendras = 15 cacahuetes = 18 pistachos = 1/2 aguacate = 9 aceitunas).
  • Postre: 1 fruta

*HC menos favorables (pan, pasta, arroz, patatas, cereales, plátano, pasas, uvas, kaki, zanahoria, remolacha, calabaza, maíz, guisantes, SÓLO 1/3, INTEGRAL, “al dente”· y no mezclar).

  • No mezcles féculas en la misma comida: pan, pasta, arroz, patatas, plátano, maíz, remolacha, calabaza.
  • Practica ejercicio moderado al menos un poco más de lo habitual. 40 minutos de caminata al día.
  • Bebe de 1,5-2 litros de agua al día. Mejor fuera de las comidas.
  • La preparación de los alimentos será a la plancha, cocidos, al vapor, horno…. Evita preparaciones culinarias que incorporan mucha grasa: fritos, guisos, empanados, potajes, etc.
  • Puedes condimentar la comida (limón, vinagre, especias, pimienta…) para dar sabor a los platos.
  • *La coca-cola, el café y el té son potentes estimuladores de los niveles de insulina, por lo que reduce su consumo y si los tomas, tómalos descafeinados.
  • Intenta reducir el nivel de estrés pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína. Es recomendable practicar técnicas de relajación o yoga. 
LUNES
MARTES
MIÉRCOLES
JUEVES
VIERNES
SABADO
DOMINGO
Desayuno
  • Vaso de agua con 2-3 gotitas de limón.
  • Una opción de las propuestas
Media mañana y Merienda
  • Bocadillito pan panadería de pavo, jamó, jamón cocido o queso Berenguela (una vez/ semana nocilla o chorizo)
  • Una fruta, una loncha de jamón y una nuez.
  • Fruta +Yogur bebible.
  • Barrita Enerzona o Arkodiet
Comida
Ensalada   lechuga, tomate, cebolla y zanahoria rallada
Pescado a la plancha
Espinacas con una patata cocidaFilete de ternera
Caldo vegetal
Pollo al horno (sin piel)
Ensalada
Carne asada
Caldo vegetal
Rapante a la plancha
Menestra
Pechuga de pavo
PuréPescado al horno
Cena
Tortilla francesa Ensalada de tomate o 1 fruta
Pescado plancha con 1 patata cocida
Arroz tres delicias
Ensalada coherente**
Queso fresco con 3 nueces
 Judías verdes con jamón
Tortilla francesa
Ensalada de tomate o 1 fruta

 **Ensalada coherente:

  • 1/3 plato de atún/huevo/salmón/sardinilla/pollo plancha/tacos de pavo, etc. MEZCLAR
  • 2/3 plato de vegetales crudos/canónigos /recula/escarola, etc. Si la /berros ensalada es de arroz o pasta sería sólo 1/3 del plato.
  • Aceite de oliva y una pizca de sal y vinagre.

MÁS INFORMACIÓN:

Taller de etiquetas (1) Qué grasas consumimos?

Grasas dietéticas

  • Origen animal=saturadas: manteca de cerdo, tocino, embutidos, grasa de buey, sebo de cordero,…
  • Subproductos animales = saturadas (no recomendables): leche, mantequilla, nata, crema, quesos, huevos,…
  • Origen vegetal = insaturadas: aceites (oliva el mejor), almendras, avellanas, nueces, cacahuetes, soja, calabaza, girasol,…  (coco y palma no recomendables a nivel cardiovascular).
  • De pescado -azul- =poliinsaturadas (muy recomendables): sardinas, atún, salmón, suplemementos de omega-3…
  • Hidrogenadas (artificiales y perjudiciales a nivel cardiovascular): margarinas, galletas, bollería industrial, helados, salsas comerciales…

Es importante saber leer las etiquetas nutricionales para conocer el tipo de grasa que contienen los alimentos procesados.

A modo de ejemplo, cuando las galletas contienen aceite de oliva lo indica en la etiqueta. Si dice aceites vegetales, son de calidad media, pero si indica grasas vegetales, esas galletas contienen grasa de calidad baja (coco, palma o trans).

En cuanto a contenidos porcentuales:

  • Bajo contenido en grasa: No contiene más de 3 g de grasa por 100 g en el caso de los sólidos o 1,5 g de grasa por 100 ml en el caso de los líquidos (1,8 g de grasa por 100 ml  para  la  leche  semidesnatada). Sin grasa: No contiene más de 0,5 g de grasa por 100 g o 100 ml.
  • Bajo contenido de grasas saturadas: La suma de ácidos grasos saturados y de ácidos grasos trans no es superior a 1,5 g por 100 g para los productos sólidos y a 0,75 g por 100 ml para los productos líquidos. Sin grasas saturadas: La suma de grasas saturadas y de ácidos grasos trans no es superior a 0,1 g por 100 g o 100 ml.
  • Alto contenido de grasas monoinsaturadas: si al menos un 45 % de los  ácidos  grasos  presentes  en  el producto  proceden  de  grasas monoinsaturadas  y  las  grasas monoinsaturadas aportan más del 20 % del valor energético del producto.
  • Alto contenido de grasas poliinsaturadas: si al menos un 45 % de los  ácidos  grasos    proceden  de  grasas poliinsaturadas  y  las  grasas poliinsaturadas aportan más del 20 % del valor energético del producto.
  • Alto contenido de grasas insaturadas: si al menos un 70 % de los  ácidos  grasos  proceden  de  grasas insaturadas y las grasas insaturadas aportan  más  del  20  %  del  valor energético del producto

Estudio inglés detecta más azúcar y grasa en productos para niños

comida-rapida Un nuevo estudio acaba de publicar que el contenido de azúcar y grasa en yogures, barritas energéticas y meriendas “saludables” para niños es muy superior a sus equivalentes para adultos.

Muchos padres optamos por dichos productos como alternativa saludable a hamburguesas, helados y bollería industrial, si bien, los investigadores ingleses de la Universidad de Hertfordshire, analizaron 147 yoghurts, 145 barritas y 144 comidas “rápidas”, de las siete principales cadenas de supermercados ingleses y han desmontado nuestra creencia.

En particular los yogures infantiles y las barritas energéticas, con frecuencia decorados con personajes de dibujos animados para hacerlos más atractivos contenían niveles significativamente superiores de azúcar, grasa saturada que los productos para adultos de las mismas marcas.

Por ello cobra mayor importancia la educación nutricional a las familias, con talleres en las asociaciones de padres sobre lectura de etiquetas, para hacer una compra más saludable, sin dejarnos llevar por la publicidad engañosa.

No hace falta gastar en exceso para que nuestros niños estén bien alimentados. Siendo las mejores alternativas para sus meriendas, los bocadillos de fiambre magro, las frutas de temporada, los lácteos y los frutos secos.

[1] Lythgoe A, Roberts C, Madden AM, Rennie KL (2013). Marketing foods to children: a comparison of nutrient content between children’s and non-children’s products. Public Health Nutr May 2.