Cuídate con la Dieta Coherente

Si tú o algún ser querido padece alguna patología y no sabes qué alimentos son los que más te convienen, te proponemos nuestro servicio de Dieta Coherente por Patología.

Sólo tienes que rellenar el cuestionario que te proponemos y seleccionar la patología de nuestra base de datos. Tu asesor personal elabora tu dieta personalizada y cada semana recibirás tus menús junto a recomendaciones de salud adaptadas a tus características.

DC por PatologíaDieta Coherente por Patología (4 semanas/ 30 €)

Patologías disponibles:

  • Acné
  •  Alergia
  •  Anemia
  •  Ansiedad
  •  Antiaging
  •  Antiedad
  • Artritis
  • Candidiasis
  •  Cefaleas
  • Celulitis
  •  Cistitis
  • Colon irritable
  •  Déficit Atención
  •  Dejar de fumar
  •  Diabetes Mellitus
  •  Dieta para engordar
  • Dispepsia
  •  Embarazo
  •  Esclerosis
  •  Estrés
  •  Estreñimiento
  •  Fertilidad
  • Fibromialgia
  •  Flatulencia
  •  Gastritis
  • Gota
  • Hepatitis
  • Hiperactividad
  •  Hipertiroidismo
  • Hiperuricemia
  •  Hipotiroidismo
  •  Infecciones urinarias
  •  Insomnio
  • Jaqueca
  • Lactancia
  •  Menopausia
  •  Migrañas
  •  Osteoporosis
  • Piedras Riñón
  • Psoriasis
  •  Retención Líquidos
  •  Rinitis
  • Sintron
  • Sinusitis
  • Triglicéridos

COMPRA TU DIETA POR PATOLOGÍA:  Dieta Coherente por Patología (4 semanas/ 30 €)

Dieta Coherente y Colitis

ColitisCuando existe patología aguda intestinal es imprescindible seguir los siguientes consejos:

  • Come tranquilo/a sin discusiones ni tensiones.
  • Mastica bien los alimentos y reposa después de las comidas.
  • No tomes líquidos a temperaturas muy frías o muy calientes.
  • Es fundamental, repoblar la flora intestinal.
  • Cuando un alimento sienta mal, las molestias suelen aparecer a las 6 horas, si aparecen al día siguiente, es poco probable que sean debidas a ese alimento.
  • Evita los siguientes alimentos: alcohol, café, azúcar (dextrosa, glucosa, maltosa, lactosa, fructosa, miel), leche (yogures y queso), hidratos de carbono refinados, grasas refinadas, aditivos, colorantes y conservantes, alimentos procesados o muy elaborados.
  • No tomes proteínas en exceso pues generan una mayor producción de ácido clorhídrico en el estómago que favorece las úlceras.
  • Establece un horario fijo de 5-6 comidas, teniendo en cuenta:
    • En todas las comidas debe haber: proteína, grasa e hidratos de carbono.
    • Tres comidas principales y dos/tres tentempiés.
    • No dejes pasar más de una hora, desde que te levantas sin desayunar.
    • No dejes pasar más de 4-5 horas entre comidas.
    • Si pasan más de 3 horas desde la cena a la hora de acostarte, debes tomar un snack (tipo media mañana o merienda).
  • DESAYUNO: según tabla. Toma un vaso de agua templada con 2-3 gotitas de limón antes de desayunar, ya que predispone al vaciado intestinal y estimula la vesícula. Además es de gran ayuda para restablecer el equilibrio ácido base. La dieta occidental es muy acidificante, y con frecuencia provoca cansancio, palidez, dolor de cabeza, altibajos emocionales, contracturas musculares, caries, caída de cabello y uñas quebradizas. El ácido cítrico del limón diluido, genera un tampón citrato de carácter alcalinizante.
  • COMIDA: REGLA DEL PLATO                     
    • 1/3 del plato de proteína favorable: pescado –blanco o azul- o carne magra/ternera/pollo/pavo/claras).
    • 2/3 del plato de HC favorables: guarnición -verdura, ensalada, menestra-, caldo/puré vegetal o fruta*.
    • Grasas insaturadas: 1 cuch. aceite de oliva = 3 nueces = 9 avellanas o almendras = 15 cacahuetes = 18 pistachos = 1/2 aguacate = 9 aceitunas).

*HC menos favorables (pan, pasta, arroz, patatas, cereales, plátano, pasas, uvas, zanahoria, remolacha, calabaza, maíz, guisantes, SÓLO 1/3, INTEGRAL, “al dente”· y no mezclar).

  • Toma una infusión digestiva después de las comidas: Melisa, Azahar, Pasiflora, Manzanilla, etc.
  • Cena: REGLA DEL PLATO u otras opciones:
    • Ensalada coherente:
      • 1/3 plato de proteína: tacos jamón cocido, tacos de pollo a la plancha, atún en conserva (cristal), queso burgos, sardinillas, huevo cocido, salmón, etc.
      • 2/3 de HC: mezcla de lechugas (mejor amargas y de hoja pequeña), cebolla, tomate, zanahoria, apio, frutas de temporada, etc.
      • Grasa favorable: 3 nueces, ½ aguacate, 9 aceitunas, o aceite de oliva para el aliño.
    • Revuelto de algas, espárragos, atún, etc. Fruta de postre.
    • Sándwich vegetal: jamón, queso, lechuga, tomate, cebolla, espárragos, zanahoria, etc. (untar con una cucharada de aceite).
  • No mezcles féculas en la misma comida: pan, pasta, arroz, patatas, plátano, maíz, remolacha, calabaza.
  • Practica ejercicio moderado al menos un poco más de lo habitual. 40 minutos de caminata al día.
  • Bebe de 1,5-2 litros de agua al día. Mejor fuera de las comidas.
  • Prepara los alimentos a la plancha, cocidos, al vapor, horno…. Evita preparaciones culinarias que incorporan mucha grasa: fritos, guisos, empanados, potajes, etc.
  • Puedes condimentar la comida (limón, vinagre, especias, pimienta…) para dar sabor a los platos.
  • Modera la cantidad de sal. En caso de retención de líquidos es recomendable la “sal sin sodio”.
  • La coca-cola, el café, el mate y el té son acalóricos, pero son potentes estimuladores de la insulina y del almacenamiento de grasa corporal, por lo que reduce su consumo y si los tomas, que sea en el desayuno junto con otros alimentos con fibra. El resto del día tómalos descafeinados.
  • Intenta reducir el nivel de estrés pues provoca la misma respuesta fisiológica que la cafeína. Es recomendable practicar técnicas de relajación o yoga.

Fase aguda:

  • Dieta sin lácteos ni trigo pues aumentan el moco de la mucosa intestinal.
  • Dieta pobre en residuos (evitar la fibra: verduras, hortalizas, frutas –kiwi, fresas, albaricoques, ciruelas, cerezas-, puerros, pimientos, lechuga, legumbres, cereales integrales, carne fibrosa).
  • Evita irritantes: condimentos, café, alcohol.
  • Descarta intolerancias alimentarias a: cítricos, tomate, especias, café, cola, alcohol, coles, judías, guisantes, rábanos, patatas fritas, tocino, pescado, vino.
  • Descarta intolerancia transitoria a la grasa: limitar aceite, mantequilla, margarina, nata, mahonesa, salsas, chocolate, fritos, bollería, etc.
  • En caso de diarrea toma: plátanos, zanahoria, membrillo, arándanos.
  • El salvado de trigo y el plántago ayudan en la producción de ácido butírico, un nutriente para la mucosa del colon. Las algas por sus mucílagos están también indicadas.

Fase de regeneración: yogur y quesos suaves por su escaso contenido en lactosa.

MÁS INFORMACIÓN: